Arenys Bàsquet 78 – CBSP (Mini Masculí) 62

Inmerecida derrota. Viendo el resultado en el marcador es difícil poder justificar que la derrota tuviera algo que ver con el arbitraje. Pero fue así. Es complicado jugar contra un rival que dispone de un jugador de 1’75m en edad Mini, pero si le añadimos que no salió de debajo del aro en todo el partido (sin que el árbitro le pitara unos míseros 3 segundos), nos sale que anota 32 puntos y perdemos. Solo cuando acabó el partido y tras las explicaciones pertinentes el árbitro fue consciente del error que cometió, pidiendo perdón por ello, pero ya era tarde.

El inicio de partido fue trepidante, un auténtico espectáculo ofensivo. Los dos equipos salieron a morder y ganar el partido (14-7 en contra en el primer cuarto y ¡12-19 a favor en el segundo!). A la media parte íbamos muy igualados en el encuentro, con verdaderos problemas para contener al número 11 y también al 15, un chico que necesitaba muy poco para aportar muchos puntos al equipo. Sin embargo tuvimos un auténtico problema en la media parte, cuando uno de nuestros jugadores se encontró momentáneamente mal, debiendo hacer cambios en el quinteto, que hasta el momento estaba funcionando. Nos vimos metidos en el sexto cuarto con el equipo descompensado y lo perdimos 18-3, pero dimos una demostración de carácter con un 0-8 que demostraba que queríamos competir hasta el final. El último cuarto no tuvo mucha historia, con dos equipos que lo habían dejado todo en pista.

La semana que viene cerramos la temporada contra Vilassar de Dalt, todo un equipazo. Pese a ello no dejaremos de luchar, y trataremos de acabar la temporada con una victoria, pero lo más importante, pasándolo bien y disfrutando de este bonito deporte que es el baloncesto. ¡1, 2, 3, Santa!

Comparteix la notícia ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.